Entrevistas #autoresbranfor: Teo Aparicio-Barberán



¿Cuál son tus principales actividades musicales en la actualidad?

Soy profesor de música de Educación Secundaria y Bachillerato, tarea que compagino con la composición y la dirección. En este momento dirijo como titular la S.M. “L’ Entusiasta” de Benifairó de la Valldigna.

¿Cuáles fueron tus comienzos en la música?

Imagino que como muchos de los músicos valencianos en el seno de la banda de mi pueblo, Enguera y de la mano de el que fue mi maestro de saxofón Manuel Vidal.

A la hora de trabajar en una nuevo proyecto, ya sea de dirección, interpretación o composición. ¿En qué te basas o cómo estructuras tu trabajo?

Depende de la finalidad para la que escribo la obra. Si es un encargo suele llevar implícito la plantilla, grado de dificultad, etc. Si no es así, decido la plantilla, estética y todo lo demás en función de un punto de partida que puede ser una idea espontánea, el interés por un explorar nuevas vías en cuanto al lenguaje, o simplemente completar mi catálogo con obras de perfil diferente.

¿Cuáles son las principales influencias en tus composiciones?

En la música para banda procuro moverme en la línea de la tonalidad llevada a sus últimos horizontes. No suelo utilizar lenguajes muy alejados de la misma porque el público de la música de banda es muy concreto y con unas preferencias distintas a los amantes de la música contemporánea. A pesar de eso procuro huir de clichés que en los últimos tiempos han “contaminado” casi toda la música de banda de última creación. En la música de cámara utilizo todo tipo de líneas estéticas en función del “para qué?” y de la razón última de la obra.

¿Qué sistemas utilizas para la publicación, distribución y venta de tus composiciones?

He editado con algunas de las editoriales más importantes como Beriato (actualmente en tándem con De Haske), Piles, Hal Leonard, etc. Actualmente prefiero distribuir mi propia música mediante mi sello editorial, Edicions Albadoc, y utilizando una tienda online. También Branfor publicita y distribuye mis partituras.

¿Crees que en España la música clásica está suficientemente valorada?

En absoluto, lamentablemente la cultura de la fotocopia dista mucho de ser erradicada y eso va en detrimento de las nuevas creaciones. En países como Japón todas las partituras están en régimen de alquiler, por lo que no es tan fácil apropiarse de los materiales de una obra e interpretarla eludiendo toda responsabilidad en cuanto a los derechos de autor.

¿Qué crees que se debe cambiar para acercar la música clásica al público?

Resulta muy complicado dar una “fórmula mágica” para esto. Pasa por una mayor educación en los colegios. Romper los prejuicios de que la música clásica ha de ser “aburrida” y propiciar que los más jóvenes se inicien en otro tipo de propuestas musicales que no únicamente la que escuchan.

¿Qué te aportan las redes sociales e Internet a tu promoción personal y la de tu música?

Es una fundamental vía de difusión de todo el trabajo que se realiza o que se pretende realizar. Pero hay que tener presente que todo esto está muy bien si un compositor tiene algo interesante que aportar mediante su música. Continente y contenido tienen que estar a la par y esto no siempre sucede por desgracia.

Háblanos de un momento especial vivido hasta el momento en tu carrera.

Afortunadamente son muchos los recuerdos extraordinarios que tengo en diferentes lugares del mundo. Posiblemente el concierto monográfico sobre mi música que realicé en Japón hace unos meses me marcó sobremanera. Es una cultura totalmente diferente. Su grado de compromiso, disciplina y profesionalidad son envidiables máxime cuando el carácter mediterráneo lleva implícito otros valores muy alejados a estos. Ya me entendéis.

Hablemos de futuro. ¿En qué proyectos estás trabajando? Si se pueden adelantar.

Estoy ultimando la presentación de mi tesis doctoral sobre la obra del compositor Luis Blanes que será el próximo mes de Junio. Por otro lado estoy trabajando en una nueva obra para banda que quiero dedicar a un entrañable amigo de mi pueblo tristemente desaparecido pero que lucho muchísimo por preservar la cultura y las señas de identidad de Enguera. Además tengo pendiente una obra para cuarteto de clarinetes y la trancripción de mi obra “The priest of the seventh day” en este caso para orquesta sinfónica. Todo esto, compaginado con mi labor al frente de “L’Entusiasta” que este año participa en el CIBMCV.

¡Gracias y a seguir trabajando!

Accede a su página