Entrevistas #autoresbranfor: Xavi Zamorano



¿Cuál son tus principales actividades musicales en la actualidad?

Principalmente me dedico a la docencia en el Colegio CEU San Pablo, donde soy profesor de la especialidad de música. Este trabajo lo compagino con la composición tanto en el campo sinfónico como en el audiovisual además de continuar con mi formación.

¿Cuáles fueron tus comienzos en la música?

La “culpable” que empezara a estudiar música fue mi madre. A los seis años me matricularon en la escuela “Mestre Palau” de Moncada en la especialidad de piano, pero como también quería tocar en la banda me dieron el bombardino, que en ese momento hacía falta. Terminé el grado elemental en tres años continuando los estudios de piano en el Conservatorio Profesional de Meliana. A los 11 años ingresé en la banda del CAMM.

A la hora de trabajar en una nuevo proyecto, ya sea de dirección, interpretación o composición. ¿En qué te basas o cómo estructuras tu trabajo?

Cada proyecto es un mundo y por ello requiere de diferentes herramientas para llevarlo a cabo. En general lo que suelo hacer es plantearme una estructura “temática” y a partir de ahí trabajar. Esta estructura no es fija ya que en función de cómo avanza el proyecto voy modificándola ligeramente para conseguir el mejor resultado. Bien es cierto que en ocasiones he empezado un proyecto sin una estructura, sino con una idea de base: un ritmo, una melodía, un acorde... y a partir de ahí he ido desarrollando la estructura y el resto de ideas. En definitiva, la forma en que estructuro mi trabajo depende del punto de partida.

¿Cuáles son las principales influencias en tus composiciones?

No tengo una influencia fija a la hora de escribir. Dependiendo del proyecto busco la influencia en un sitio o en otro. Es más, en algunas ocasiones, al igual que la inspiración, llega en los momentos y lugares menos esperados.

¿Qué sistemas utilizas para la publicación, distribución y venta de tus composiciones?

En estos momentos empleo “Branfor” para la publicación, distribución y venta de tus composiciones. También tengo algunas obras de percusión editadas hace años en HaMaR Percussion Publications (NY) y a la venta también en JW Pepper.

¿Crees que en España la música clásica está suficientemente valorada?

En primer lugar creo que habría que matizar el concepto de música clásica, pero generalizando creo que está infravalorada. Es más dentro del grupo de música “clásica” creo que el género de las bandas de música está más infravalorado si cabe, ya que mucha gente tiene la concepción que es música poco seria, que es “xinta xinta”.

¿Qué crees que se debe cambiar para acercar la música clásica al público?

La educación tanto individual como social. En un sistema educativo y en una sociedad donde la música culta es vista como algo aburrido y/o snob, poco espacio hay para ella. La música popular desplaza al género culto, más si tenemos en cuenta que es un género donde el repertorio apenas se renueva en algunos ámbitos: por ejemplo las orquestas siguen tocando de forma habitual música de hace más de 200 años.

¿Qué te aportan las redes sociales e Internet a tu promoción personal y la de tu música?

Para mí son una nueva forma de difusión inmediata. Permite que mi música llegue a gente desconocida y conocida de una manera directa incluso personal que de otra forma sería imposible.

Háblanos de un momento especial vivido hasta el momento en tu carrera.

Ha habido en mi corta carrera dos momentos muy especiales, que casualmente giran alrededor de la misma obra. El primero de ellos es el encargo de Crusoe, la anécdota de como surgió el concierto y el estreno en Bilbao por la Banda Municipal de la obra.

Antes ya me habían estrenado algunas obras para banda juvenil, mi banda me estrenó un pasodoble en las fiestas de Moncada también, pero era todo a nivel amateur. Ese concierto fue, por calificarlo de alguna manera, mi puesta de la largo como profesional y fue sencillamente mágico.

El otro momento especial es cuando mi banda, el Centro Artístico Musical de Moncada, toca Crusoe en el Palau de la Música con Juanjo Munera como solista de nuevo. Nunca se es profeta en tu tierra, pero los músicos y el director, Raül Doménech, trabajaron de lo lindo para que todo saliese bien y así fue. Por fin, después de muchos años y esfuerzo, mi banda me interpretan una obra sinfónica, y lo más importante, todos disfrutaron con ella.

Hablemos de futuro. ¿En qué proyectos estás trabajando? Si se pueden adelantar.

En estos momentos tengo varios proyectos en marcha: estoy escribiendo junto a Saül Gómez Soler la Banda Sonora para la película “100% Puro Algodón” del joven cineasta Albert Ivars y estoy terminando una nueva obertura “Green Overture”. En cuanto a después del verano tengo varios proyectos sobre la mesa, ahora solo falta decidir en cual embarcarme.

¡Gracias y a seguir trabajando!

Accede a su página